Archive for junio, 2010


Es importante recalcar primeramente que todos somos potencialmente intuitivos y la capacidad intutitiva no es reservada tan solo a unos pocos. Se trata simplemente de una visión más amplia y profunda de nuestro mundo interno y consecuentemente del  mundo que nos rodea. Y es que la intuición irrumpe en la mente sin pasar por el filtro del análisis y la lógica. Esta percepción, una vez desarrollada, nos vá a permitir percibir la realidad de un modo más completo, de manera que vá a ser posible presentir sucesos, descubrir intenciones ocultas, evitar peligros e ir con más seguridad cuando se trata de tomar decisiones importantes en la vida. En el trabajo con la herramienta “Mandala Intuitivo” estamos descubriendo nuestra capacidad intuitiva y despertando ese sexto sentido que se llega a convertir  con el tiempo en nuestro fiel compañero. Uno de los padres de la psicología, Carl Gustav Jung, decía que la intuición es una de las cuatro funciones de la psique. La primera es la percepción; la segunda, el pensamiento; la tercera, el sentimiento y finalmente, en cuarto lugar, nos encontramos con la intuición. Esta última función le permite al individuo recordar y almacenar las experiencias vividas y le ayuda a orientarse para cumplir con su misión en la vida. También es importante señalar que la intuición procede directamente del inconsciente. Es decir, maneja datos que el individuo ha olvidado, reprimido o no tiene presentes todo el tiempo. El trabajar con el “Mandala Intutivo” nos ayuda a obtener más información oculta de nosotros, actualiza sentimientos guardados, experiencias traumáticas bloqueadas, sueños del Alma olvidados, recuerdos y heridas dolorosas que han sido guardadas sin integrar en alguna parte profunda de nuestros inconsciente. Y en este proceso intutitivo de liberación, el “círculo sagrado” como un contenedor amoroso y protector, sostiene, unifica, abraza lo que vamos re-descubriendo de nosotros mismos.

Liberando la creatividad

Si queremos tomar contacto con nuestro potencial intuitivo, debemos deshacernos de los mecanismos lógicos y racionales con que nos manejamos habitualmente. La intuición no se activa por medio de la razón sino de la imaginación, la creatividad, la capacidad de tomar caminos mentales nuevos, no convencionales. Es por esto que en los cursos de “Mandala Intuitivo” damos mucha importancia al vivir experiencias nuevas y creativas en cada clase, en cada mandala creado. La razón y la lógica pueden hacer su aparición en las dos primeras clases al tratar de racionalizar todo y también como un mecanismo de defensa ante lo desconocido. Pero si insistimos en querer razonarlo todo, difícilmente podremos conectarnos con nuestra intuición. Gradualmente el trabajo con esta herramienta hace que las personas se vayan rindiendo ante su propia creación, ante sí mismos. Activamos nuestra imaginación y nuestra creatividad mientras creando nuestros propios mandalas y estamos así desarrollando nuestra inteligencia intuitiva cuya sabiduría está basada en nuestras propias experiencias y no en conocimientos ajenos….y esa es la verdadera sabiduría!  Sólo a través de la imaginación y la creatividad es posible integrar armoniosamente la información, los deseos y los sentimientos. La intuición debe ser entrenada continuamente porque puede dormirse si uno no la está activando. Y mientras más se entrene uno, más confianza y seguridad tendrá en su propia intuición como una brújula interna que guiará nuestro camino. Al crear nuestros propios mandalas estamos entrenando nuestra capacidad intuitiva y mientras más entrenamos más expertos nos podemos volver.

Interpretando los mandalas

Cuando uno comienza el curso de “Mandala Intuitivo” es muy común que la lógica y la razón pidan automáticamente que se les dé interpretaciones y análisis lógicos y racionales de sus mandalas. Estamos acostumbrados desde pequeños a que nos digan qué hacer y qué no hacer y por qué, en la infancia, en la escuela y hasta en la universidad. Estuvimos todo el tiempo simplemente recibiendo lo externo sin activar nuestra propia creatividad y nuestra propia intuición. Pero con el “Mandala Intutivo” aprendemos a buscar intutitivamente en nuestro “libro interno” las interpretaciones que van con nosotros y con las que nos sentimos cómodos. El mandala creado por nosotros mismos es un reflejo de un proceso vivo por lo que al volverlo a contemplar luego de un tiempo se obtienen nuevas pistas, nuevas intuiciones. Cada persona tiene un vocabulario propio y único de significados, algunos permanecerán inalterados y otros cambiarán con el tiempo. Cada uno es un universo propio y único que ha vivido y está viviendo experiencias diferentes, por eso no usamos interpretaciones ajenas, externas y de masa. Escuchando a la intuición, cada uno encuentra su propia interpretación, la que hace vibrar su corazón y dice: ” si!! eso es!! Y así aprendemos a dejar la dependencia a que otros nos digan lo que nos pasa, a que nos den recetas mágicas y nos den interpretando nuestros mandalas. Activando la intuición con “Mandala Intuitivo” hace que nos empoderemos de nosotros mismos, de nuestra capacidad intuitiva y nos asumimos frente a lo que descubrimos, frente a nosotros mismos y a nuestras vidas. Esto hace que confiemos más en nosotros mismos fortaleciendo nuestra autoestima y así estar en la capacidad de  utilizar nuestra intuición sin dudar en decisiones importantes en nuestra vida.

Susana Guerini Protegido por Registro de Propiedad Intelectual

Dar un significado de intuición no es  fácil, no hay lógica que lo pueda explicar de una manera razonable. Es por esto que hay muchas definiciones que sondean lo que significa la intuición. A la intuición hay que vivirla más que definirla, sólo uno internamente puede saber y sentir qué es la intuición y cómo se manifiesta.

Les dejo con este artículo de Ana Andrade quien explica y define bastante bien lo que es la intuición.

“Frente a un complejo mundo de toma de decisiones, hemos usado la lógica para guiar nuestras vidas, dejando de lado una inteligencia, llamada intuición, que nos puede ayudar a tomar rumbos diferentes cuando nos comunicamos con nuestro guía interior….

…Nosotros podemos tener acceso a esta fuente de conocimiento que nos dice lo que siente que es bueno y verdadero para nosotros.  Intuimos cuando sabemos algo, sin saber cómo lo sabemos, pues la intuición es una luz en nuestro camino que sin darnos mayor explicación, nos invita a hacer algo o acercarnos a alguien, así como nos invita a alejarnos de algo o de alguien.
El origen de la palabra Intuición proviene del  latín “IN-TUEOR” que significa ver el interior. Es una manera de ver y sentir la verdad sin explicación.  La intuición es asociada generalmente con  una especie de sentimiento o anticipación, incluso con la espontaneidad o creatividad.  La intuición se enfoca directamente en el centro de un problema o evento, mientras que el intelecto común procede de manera analítica y deductiva.  El pensamiento intuitivo va directo al punto del problema, sin secuencia de pasos.
La intuición la utilizamos cuando:
·         Sentimos que la razón no es suficiente para poder decidir.
·         Existe un alto grado de inseguridad y puede haber variables no previsibles.
·         Tenemos presión por hallar la respuesta correcta.
·         Queremos tener varias soluciones alternativas y que sean innovadoras o creativas.
La intuición proviene de nosotros mismos.  Para estar en conexión con ella, uno de los requisitos para la intuición es el estar disponibles para navegar en nuestro interior.
Por lo general, la naturaleza de la intuición se atribuye a las mujeres.  Se habla de “intuición femenina” pues culturalmente es aceptado que la mujer  esté  en contacto con sus emociones, a diferencia del hombre que supuestamente debe mostrarse racional en la mayoría de las situaciones.” Por: Ana Andrade

De lo expuesto volvemos al punto de la importancia de estar en contacto con nosotros mismos, la clave está dentro de uno mismo y ahí, sólo ahí, podremos navegar libremente en las aguas de la intuición.

Susana Guerini

Encendiendo el “AUTO”

con el “MANDALA INTUITIVO”

Vivimos la mayor parte de nuestras vidas en “piloto automático”, robotizados nos movemos en las rutinas diarias. Dormidos, dejándonos arrastrar por una corriente que nos mantiene alejados de lo que somos realmente, de lo que sentimos y de lo que cargamos dentro.

Seguimos patrones viejos y conocidos que nos permiten sentirnos “seguros” y cómodos. Nos dan haciendo, nos dan diciendo, nos dan eligiendo…..nos dan viviendo. Y transcurrimos inmersos en una burbuja que flota sin un verdadero sentido de la vida.

Nuestras acciones se repiten una tras la otra en decisiones conocidas, reacciones repetitivas cumpliendo con conceptos y modelos pre-establecidos. Todo lo que salga de este patrón no es aceptado ni comprendido, peor aún es juzgado y castigado.

Manejándonos en automáticos dejamos que nuestra vida pase y pase delante de nosotros el tren lleno de oportunidades nuevas por vivir y experimentar.

Pero llega un tiempo en que podemos despertar, en que podemos empezar a darnos cuenta de quiénes somos y para qué estamos en este Planeta Escuela. Y se necesitan experiencias fuertes de dolor, carencia y sufrimiento que lleguen para activar el AUTO en nosotros. Es aquí en ese despertar donde existen herramientas valiosas como la del “Mandala Intuitivo” que nos ayudarán a mantenernos despiertos y conscientes.

Al trabajar con la herramienta “Mandala Intuitivo estamos encendiendo el AUTO en cada uno de nosotros:

– el AUTO-conocimiento

-la AUTO-responsabilidad

-el AUTO-respeto

-la AUTO-expresión

-el AUTO-aprendizaje

-el AUTO-desarrollo

-la AUTO-ayuda, etc

Es encender el empoderamiento en nosotros, tomar el mando de nuestra vida, expresarnos desde nuestra esencia, empezar a elegir desde nuestro Ser, responsabilizarse por las propias decisiones y sus efectos.

Creando mandalas nos vamos  conectando a través de la intuición con nuestro corazón y desde ahí emprendemos el viaje de aprendizaje y desarrollo propio. Encender el AUTO, es creer en uno mismo, es aprender de nuestro maestro interno que pide a gritos ser oído, es auto-respetarnos asumiéndonos como Seres único y valiosos que somos.

Y el propósito de este caminar con el “Mandala Intuitivo”, es que cada uno sea su propia guía, su propio maestro y su propio observador, eso es asumirse y estar cada vez más consciente de quiénes somos y por qué estamos aquí.

Susana Guerini

¿En qué consisten los cursos intensivos I y II de “Mandala Intuitivo”?

Los cursos intensivos de “Mandala Intuitivo” han sido creados por mí en base a más de 10 años de conocimiento y experiencia con los mandalas. Estos cursos están compuestos cada uno por seis sesiones, con una duración  de  dos horas y media cada sesión aproximadamente. Se puede trabajar en mes y medio, una vez por semana o en tres semanas, dos veces por semana. En este tiempo de trabajo vivenciamos y profundizamos el efecto de usar esta hermosa herramienta.

Tiene el beneficio que por son intensivos hay un seguimiento del desarrollo de  los procesos.  Se dá un desarrollo mutuo entre la herramienta y la persona provocando más claridad, entendimiento e integración. En cada sesión la herramienta se vá puliendo hasta poder manejarla en todo su pontencial. En el segundo nivel se profundizan más los procesos que se han abierto en el primer nivel experimentando diferentes técnicas y propósitos. Se trabajan temas específicos como por ejemplo los diferentes sentimientos o trabajando a través de la meditación visual y la respiración con los propios mandalas.

Los cursos son 100% vivenciales y de pura experimentación. Creamos en cada clase un mandala diferente, se crea cada mandala en diferentes contextos con diferentes opciones de creación, diferentes propósitos y con el apoyo de otras herramientas intuitivas. De tal manera que podemos vivenciar la herramienta de distintos ángulos, lo que nos permite tener acceso a toda la información que el inconciente pueda darnos y establecer una comunicación directa y pura con nuestro mandala y con nosotros mismos.

Por ejemplo, en algunas clases utilizamos un número ilimitado de colores, en otras dos colores, en otras experimentamos con un solo color. Esto de relacionarnos con los colores, con un limitado número de colores trae mucha información y pistas de lo que está sucediendo en el interno. Empezamos a descubrir que cada color puede despertar un sentimiento diferente, que cada color puede conectarnos con una situación vivida, que ante la limitación del número de colores empieza a surgir nuestra creatividad y el resultado es asombroso!

Cada sesión tiene su propia tarea y mantiene a los participantes activados y conectados con sus propios procesos. Todas las semanas compartimos en círculo los resultados de la tarea, los registros que hemos hecho y  todos nuestros procesos vivenciados durante este tiempo. Es un viaje de auto-expresión y de auto-conocimiento.

El objetivo de los cursos intensivos es que cada participante pueda tener en sus manos esta herramienta para aplicarla en sus procesos personales, en los desafíos de la vida, en las situaciones repetitivas, en los momentos de tensión y angustia, etc y poder tener un crecimiento interno auténtico y sostenido.

Susana Guerini

Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual

Les dejo con este testimonio de Nancy, alumna del curso intensivo primer nivel:

“Querida Susana, qué maravilloso haberte encontrado en el camino de mi vida, no solo nos diste una herramienta para conocernos mejor sino para con ella mejorar nuestras vidas. Personalmente fue como encontrar mi propio Epicentro.
Reconocerme en mi y en los demas, afianzar mis multiples posibilidades de seguir avanzando, que no me puedo estancar, que cualquier cambio consciente que realice en mi ser, grande o pequeño, marcara la diferencia.
Estoy muy sorprendida con todo lo que un Mandala puede ayudarnos y enseñarnos. Jamas hubiera pensado que en ese circulo “mágico” encontraría tantas respuestas y guias para mi vida. El nombre de mi primer Mandala fue “Dejate Sorprender”,  lo llame asi porque estaba esceptica con el proceso y mira el resultado, realmente me sorprendió todo este aprendizaje, además que me siento feliz y satisfecha con los logros ganados.
Gracias mil por esta experiencia de vida, por tu dedicación, por tu buen ánimo y toda esa energía tan rica que tienes.” Nancy Caballero.