Encendiendo el “AUTO”

con el “MANDALA INTUITIVO”

Vivimos la mayor parte de nuestras vidas en “piloto automático”, robotizados nos movemos en las rutinas diarias. Dormidos, dejándonos arrastrar por una corriente que nos mantiene alejados de lo que somos realmente, de lo que sentimos y de lo que cargamos dentro.

Seguimos patrones viejos y conocidos que nos permiten sentirnos “seguros” y cómodos. Nos dan haciendo, nos dan diciendo, nos dan eligiendo…..nos dan viviendo. Y transcurrimos inmersos en una burbuja que flota sin un verdadero sentido de la vida.

Nuestras acciones se repiten una tras la otra en decisiones conocidas, reacciones repetitivas cumpliendo con conceptos y modelos pre-establecidos. Todo lo que salga de este patrón no es aceptado ni comprendido, peor aún es juzgado y castigado.

Manejándonos en automáticos dejamos que nuestra vida pase y pase delante de nosotros el tren lleno de oportunidades nuevas por vivir y experimentar.

Pero llega un tiempo en que podemos despertar, en que podemos empezar a darnos cuenta de quiénes somos y para qué estamos en este Planeta Escuela. Y se necesitan experiencias fuertes de dolor, carencia y sufrimiento que lleguen para activar el AUTO en nosotros. Es aquí en ese despertar donde existen herramientas valiosas como la del “Mandala Intuitivo” que nos ayudarán a mantenernos despiertos y conscientes.

Al trabajar con la herramienta “Mandala Intuitivo estamos encendiendo el AUTO en cada uno de nosotros:

– el AUTO-conocimiento

-la AUTO-responsabilidad

-el AUTO-respeto

-la AUTO-expresión

-el AUTO-aprendizaje

-el AUTO-desarrollo

-la AUTO-ayuda, etc

Es encender el empoderamiento en nosotros, tomar el mando de nuestra vida, expresarnos desde nuestra esencia, empezar a elegir desde nuestro Ser, responsabilizarse por las propias decisiones y sus efectos.

Creando mandalas nos vamos  conectando a través de la intuición con nuestro corazón y desde ahí emprendemos el viaje de aprendizaje y desarrollo propio. Encender el AUTO, es creer en uno mismo, es aprender de nuestro maestro interno que pide a gritos ser oído, es auto-respetarnos asumiéndonos como Seres único y valiosos que somos.

Y el propósito de este caminar con el “Mandala Intuitivo”, es que cada uno sea su propia guía, su propio maestro y su propio observador, eso es asumirse y estar cada vez más consciente de quiénes somos y por qué estamos aquí.

Susana Guerini