Finalizó otro curso más de Mandala Intuitivo, curso intenso de tres semanas, dos sesiones por semana. Se mantuvo la energía y el propósito conectados todo el tiempo. Tiempo en el cual todas las integrantes del círculo mantuvieron su compromiso de trabajo interno  y se entregaron con el corazón abierto a sus propias creaciones mandálicas.  Hermoso trabajo circular!! No hay palabras para mí que puedan expresar y reflejar toda la profundidad de lo vivido en este círculo mandálico, les dejo con unos testimonios que lo dicen todo.

“Querida Susy, qué maravilloso haberte encontrado en el camino de mi vida, no solo nos diste una herramienta para conocernos mejor sino para con ella mejorar nuestras vidas. Personalmente fue como encontrar mi propio Epicentro.
Reconocerme en mi y en los demas, afianzar mis multiples posibilidades de seguir avanzando, que no me puedo estancar, que cualquier cambio consciente que realice en mi ser, grande o pequeño, marcara la diferencia.
Estoy muy sorprendida con todo lo que un Mandala puede ayudarnos y enseñarnos. Jamas hubiera pensado que en ese circulo “mágico” encontraría tantas respuestas y guias para mi vida. El nombre de mi primer Mandala fue “Dejate Sorprender”,  lo llame asi porque estaba esceptica con el proceso y mira el resultado, realmente me sorprendio todo este aprendizaje, además que me siento feliz y satisfecha con los logros ganados.
Gracias mil por esta experiencia de vida, por tu dedicación, por tu buen animo y toda esa energía tan rica que tienes.”
Nancy Caballero.

“El Curso de Mandala Intuitivo, ha sido un regalo maravilloso para mi alma; ha sido un viaje entre formas y colores, para  descurbrirme, conocerme, entenderme, y amarme tal y como soy. He podido apreciar la belleza, la perfeccion y la infinitud” Mil Gracias. Un abrazo grande y luminoso
Tatiana
“La mejor herramienta en mi vida, gracias por compartir!!!” Claudia

Esta hermosa experiencia me ha permito descubrir una poderosa y a la vez sutil herramienta para buscar dentro de mí aquello que necesita ser reparado y lo mas importante me ayudo a reconocer que reside en mi el poder para sanarlo. Que Dios te bendiga hoy y siempre! Gracias de todo corazón!
Karla