“Porque hay una historia que no está en la historia y que sólo se puede rescatar agudizando el oído y escuchando los susurros de las mujeres” (Montero)