Archive for mayo, 2015


DSC00544

Luego de la última sesión de mandala-terapia que acompañé, salí sintiéndome triste y desilusionada. He disfrutado mucho y aprendido también mucho en todos estos años de acompañar gente a través del yoga, de la terapia y del acompañamiento con mandalas.

Y mi labor como yo, han ido evolucionando y madurando. Mientras más trabajo interno tenga y más espacio en mí integrado, mejor puedo acompañar a los demás y es que cómo se puede acompañar al otro basándose solamente en libros, en teorías ajenas a la experiencia propia? Pienso que la mayor sabiduría está en las vivencias conscientes, desde ahí uno está en la capacidad de guiar a los demás.

He tenido muchas satisfacciones en mi trabajo con los demás, me ha llenado de dicha ver cómo mis socios- alumnos emprenden un camino iniciático y logran comprender, y logran empoderarse para poder seguir avanzando por sus vidas de una manera más auténtica y tomando decisiones certeras.

Y digo “socios” porque siempre es un intercambio, nunca es de un solo lado. Las dos partes nos enriquecemos mutuamente en un intercambio ritmico balanceado. Y digo “alumnos”, porque además del acompañamiento, les enseño a crear sus propios mandalas para procesar sus sentimientos para que así puedan usar esta herramienta cuando lo necesiten. De esta manera se independizan, se vuelven autónomos para crecer internamente.

Cerrar sesiones y salir llenita de conexión con lo Divino, llenita de contentamiento por el otro, llenita de agradecimiento por la herramienta y por la vida. Ver la transformación claramente en los ojos del otro, de unos ojos tapados, confusos a unos ojos llenos de brillo y conexión interna….qué bendición!

Apareció en mí algunas veces la interrogante de la eficacia de la terapia cuando veía como mis alumnos o socios avanzaban 5 pasos y luego por influencia de los demás, del sistema, de la educación, de la religión, etc, retrocedían 6 pasos……..era frustrante.

Hoy ese interrogante está más presente, me pregunto de qué sirve guiar y avanzar si en el externo no hay sostenimiento, apoyo ni consciencia para mis socio-alumnos?

Como sabemos el trabajo interno es para valientes, y nos ha costado mucho esfuerzo y disciplina caminar conscientemente pero si a eso le sumamos que tras salir de sesiones o retiros extasiados de consciencia, se regresa a estados de vida durmiente en la familia, en el trabajo, en el colegio, etc. Es un shock que amenaza la perseverancia y constancia de lo alcanzado. La vorágine de lo dormido termina comiéndonos y haciéndonos regresar a la manada….pufff!!

Cuántas veces nos ha pasado esto? los que estamos en este camino, muchas, tarde o temprano. Qué diferente sería salir de una sesión y re-unirse con grupos de gente despierta y en la misma búsqueda no? Cuánto avanzaríamos? Muchísimo más que teniendo la corriente en contra por supuesto.

Cómo sería pertenecer a un círculo de seres humanos que viven de manera amorosa y consciente donde todos nos respetaramos, nos consideramos, donde practicáramos la solidaridad y la cooperación? Donde la meta común sería la integración con uno mismo, con los demás y con la naturaleza?

Y bueno, por ahora, lo que me corresponde, integrar mi tristeza y mi frustración…

Susana Guerini

Los cuatro pilares básicos del método “Mandala Intuitivo” se caracterizan por no ser lineales ni estáticos sino más bien son como flujos energéticos que continuamente están expresándose durante las sesiones de “Mandala Intuitivo”. Son como cuatro ríos que giran celebrando el re-encuentro, celebrando la vida.

Los cuatro pilares que conforman el trabajo del “Mandala Intuitivo” son:

-Ritual,

-Conexión,

-Creación e

-Integración

DSC00548

No tienen un orden específico pues ocurren circularmente conteniendo el espacio mandálico. Se los podría comparar también con cuatro partes de una rueda que giran constantemente de manera armónica y equilibrada. Esta rueda se vá articulando como un recorrido de auto-exploración, un viaje hacia la búsqueda del Yo auténtico, un círculo de exploración individual y grupal.

“Mandala Intuitivo” es un RITUAL  porque es un espacio sagrado, un círculo sagrado que se basa en un conjunto de prácticas establecidas que se van adaptando de acuerdo a las energías y movimientos de las participantes. En “Mandala Intuitivo” tenemos unos rituales específicos que ayudan a profundizar la conexión con uno mismo. Todo lo que acontece en cada sesión está lleno de significado simbólico.

“Mandala Intuitivo” es CONEXIÓN porque permite la comunicación con uno mismo a través de nuestros mandalas y la comunicación con los demás. Como la rueda de los cuatro pilares está en movimiento, todo se conecta y todo encuentra una inter-relación llena de muchos aprendizajes y significados. La conexión empieza a surgir espontáneamente sin forzar sino más bien soltando la necesidad de controlar y juzgar. En “Mandala Intuitivo” estamos buscando una conexión, un contacto íntimo con nuestro Ser Esencial, con nuestra Fuente de Energía.

“Mandala Intuitivo” es CREACIÓN, es dar a luz, dar existencia, a través de formas y colores, a nosotros mismos como estamos en ese momento. Es creación con creatividad, imaginación e intuición, todas puestas en marcha para desarrollar nuestros dones desactivados. Es creación porque es algo inédito, algo único, original e individual, nunca antes visto o conscientizado. En el proceso de creación se movilizan las fuerzas internas y los recursos que tenemos como seres humanos. Aquí la creación personal de mandalas es primordial, creamos nuestros propios mandalas sin plantillas hechas por otros, somos creadores por excelencia y tenemos la capacidad de crear sin límites.

“Mandala Intuitivo” es INTEGRACIÓN porque durante el proceso incluye a las partes excluídas, olvidadas, encapsuladas de nosotros mismos. Se pasa a formar parte de un todo, como cada aspecto de nuestro mandala es contenido por el círculo, cada compartir del otro se incluye y se acoge dentro del círculo de compartir y cada aspecto de sombra en nosotros es contenido, abrazado por el Todo mandálico. Todas nuestras partes fragmentadas pasan a unificarse y constituir un Todo.

El método “Mandala Intuitivo”, nos permite ahondar en los sentimientos más guardados, explorar nuestros propios límites, sobrepasarlos con nuestra creatividad, dialogar con lo alienado y con lo que duele para así emprender un viaje de retorno a los orígenes y finalmente regresar para contarlo de una manera más integrada.

Por: Susana Guerini

*Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual, se prohibe su copia total o parcial sin mencionar mi autoría.

DSC00096Es importante recalcar primeramente que todos somos potencialmente intuitivos y la capacidad intuitiva no es un don reservado tan solo a unos pocos. Se trata simplemente de una visión más amplia y profunda de nuestro mundo interno y consecuentemente del  mundo que nos rodea.

Y es que la intuición irrumpe en la mente sin pasar por el filtro del análisis y la lógica. Esta percepción, una vez desarrollada, nos vá a permitir percibir la realidad de un modo más completo, de manera que vá a ser posible presentir sucesos, descubrir intenciones ocultas, descifrar mensajes que la vida nos dé, conectarnos con nuestra sombra e ir con más seguridad cuando se trata de tomar decisiones importantes en la vida.

DSC00274En el trabajo con la herramienta “Mandala Intuitivo” estamos descubriendo nuestra capacidad intuitiva y despertando ese sexto sentido que se llega a convertir  con el tiempo en nuestro fiel compañero. Uno de los padres de la psicología, Carl Gustav Jung, decía que la intuición es una de las cuatro funciones de la psique. La primera es la percepción; la segunda, el pensamiento; la tercera, el sentimiento y finalmente, en cuarto lugar, nos encontramos con la intuición. Esta última función nos permite recordar y almacenar las experiencias vividas y nos ayuda a orientarnos para cumplir con nuestra misión en la vida.

También es importante señalar que la intuición procede directamente del inconsciente. Es decir, maneja datos que el individuo ha olvidado, excluído o no tiene presentes todo el tiempo. El trabajar con el “Mandala Intutivo” nos ayuda a obtener más información oculta de nosotros que está en el inconciente, actualiza sentimientos guardados, experiencias traumáticas bloqueadas, sueños del Alma olvidados, recuerdos y heridas dolorosas que han sido encapsuladas sin integrar en alguna parte profunda de nuestros inconsciente. Y en este proceso intutitivo de liberación, el “círculo sagrado” como un contenedor amoroso y protector, sostiene, unifica, abraza lo que vamos re-descubriendo de nosotros mismos.

Susana Guerini

Fotos: Cursos de “Mandala Intuitivo”

*Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual, se prohibe copiarlo total o parcialmente sin mencionar mi autoría.