Los cuatro pilares básicos del método “Mandala Intuitivo” se caracterizan por no ser lineales ni estáticos sino más bien son como flujos energéticos que continuamente están expresándose durante las sesiones de “Mandala Intuitivo”. Son como cuatro ríos que giran celebrando el re-encuentro, celebrando la vida.

Los cuatro pilares que conforman el trabajo del “Mandala Intuitivo” son:

-Ritual,

-Conexión,

-Creación e

-Integración

DSC00548

No tienen un orden específico pues ocurren circularmente conteniendo el espacio mandálico. Se los podría comparar también con cuatro partes de una rueda que giran constantemente de manera armónica y equilibrada. Esta rueda se vá articulando como un recorrido de auto-exploración, un viaje hacia la búsqueda del Yo auténtico, un círculo de exploración individual y grupal.

“Mandala Intuitivo” es un RITUAL  porque es un espacio sagrado, un círculo sagrado que se basa en un conjunto de prácticas establecidas que se van adaptando de acuerdo a las energías y movimientos de las participantes. En “Mandala Intuitivo” tenemos unos rituales específicos que ayudan a profundizar la conexión con uno mismo. Todo lo que acontece en cada sesión está lleno de significado simbólico.

“Mandala Intuitivo” es CONEXIÓN porque permite la comunicación con uno mismo a través de nuestros mandalas y la comunicación con los demás. Como la rueda de los cuatro pilares está en movimiento, todo se conecta y todo encuentra una inter-relación llena de muchos aprendizajes y significados. La conexión empieza a surgir espontáneamente sin forzar sino más bien soltando la necesidad de controlar y juzgar. En “Mandala Intuitivo” estamos buscando una conexión, un contacto íntimo con nuestro Ser Esencial, con nuestra Fuente de Energía.

“Mandala Intuitivo” es CREACIÓN, es dar a luz, dar existencia, a través de formas y colores, a nosotros mismos como estamos en ese momento. Es creación con creatividad, imaginación e intuición, todas puestas en marcha para desarrollar nuestros dones desactivados. Es creación porque es algo inédito, algo único, original e individual, nunca antes visto o conscientizado. En el proceso de creación se movilizan las fuerzas internas y los recursos que tenemos como seres humanos. Aquí la creación personal de mandalas es primordial, creamos nuestros propios mandalas sin plantillas hechas por otros, somos creadores por excelencia y tenemos la capacidad de crear sin límites.

“Mandala Intuitivo” es INTEGRACIÓN porque durante el proceso incluye a las partes excluídas, olvidadas, encapsuladas de nosotros mismos. Se pasa a formar parte de un todo, como cada aspecto de nuestro mandala es contenido por el círculo, cada compartir del otro se incluye y se acoge dentro del círculo de compartir y cada aspecto de sombra en nosotros es contenido, abrazado por el Todo mandálico. Todas nuestras partes fragmentadas pasan a unificarse y constituir un Todo.

El método “Mandala Intuitivo”, nos permite ahondar en los sentimientos más guardados, explorar nuestros propios límites, sobrepasarlos con nuestra creatividad, dialogar con lo alienado y con lo que duele para así emprender un viaje de retorno a los orígenes y finalmente regresar para contarlo de una manera más integrada.

Por: Susana Guerini

*Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual, se prohibe su copia total o parcial sin mencionar mi autoría.