Category: colores


Querid@ lector de mi blog, tengo la alegría de compartir contigo la publicación de mi ebook “Mandala Intuitivo”. Ha sido un proceso circular lleno de desafíos, de satisfacciones y alegrías. Comparto en él, el testimonio de mi camino personal en estos años de trabajar terapéuticamente con mandalas.

Para poder leer este ebook no necesitas tener un kindle, también se lo puede leer con cualquier dispositivo, cualquier computadora Mac, Windows, IPad hasta Smartphone. Debajo de la imagen del libro está el app que se puede descargar gratis para poder leer en cualquier dispositivo.

 

App Mandala Intuitivo español

 

El ebook “Mandala Intuitivo” se lo puede bajar desde cualquier tienda Amazon no importa el país donde te encuentres.

Por tiempo limitado he puesto un precio de introducción especialmente para mis seguidores.

Espero que lo disfrutes y que algo de lo que comparto pueda llegar a tu corazón.

Me gustaría mucho si después de leerlo, podrías dejar una reseña para apoyar el libro.

Gracias por estar y ser parte de mi camino!

Susana Guerini

IMG_1179

Este es mi nuevo mandala, el recién nacido, su nombre: Aquí Soy y Estoy”

Este mandala lo empecé a crear en la última clase del taller que dicté sobre Sentimientos y Mandalas, fue tanta la inspiración y la profundidad en la que se movía el círculo que me impulsó a crear este mandala tan poderoso y tan exacto a mi situación interna actual. Para mí refleja ese estado de empoderamiento, de fortaleza y coraje que vivo ante las situaciones desafiantes en que hoy por hoy me encuentro viviendo. Sigue leyendo

DSC00308

Cuando uno comienza el curso de “Mandala Intuitivo” es muy común que la lógica y la razón pidan automáticamente que se les dé interpretaciones y análisis lógicos y racionales de sus mandalas. Cuando yo empecé este camino hace 15 años, compraba uno y mil libros de mandalas donde se daba los significados de los colores y de las formas en los mandalas. Asi cuando creaba un mandala me chequeaba todos los significados de colores y formas y no se imaginan el rollo que tenía entre tantos significados!! Terminaba confundida y poco conectada con lo que realmente me decía mi mandala. Con el tiempo aprendí a dejar los “significados de los libros” y empezar a confiar en mí, en mi intuición.

Y esto no es fácil ya que estamos acostumbrados desde pequeños a que nos digan qué hacer y qué no hacer y por qué, en la infancia, en la escuela y hasta en la universidad. Estuvimos todo el tiempo simplemente recibiendo lo externo sin activar nuestra propia creatividad y nuestra propia intuición. Pero en el trabajo con “Mandala Intutivo” aprendemos a buscar intutitivamente en nuestro “libro interno” las interpretaciones que van con nosotros y con las que nos sentimos cómodos. El mandala creado por nosotros mismos es un reflejo de un proceso vivo por lo que al volverlo a contemplar luego de un tiempo se obtienen nuevas pistas, nuevas intuiciones y nuevas respuestas.

DSC00305

Cada persona tiene un vocabulario propio y único de significados, algunos permanecerán inalterados y otros cambiarán con el tiempo. Cada uno es un universo propio y único que ha vivido y está viviendo experiencias diferentes, por eso no usamos interpretaciones ajenas, externas y de masa. Escuchando a la intuición, cada uno encuentra su propia interpretación, la que hace vibrar su corazón y dice: ” si!! eso es!! Y así aprendemos a dejar la dependencia a que otros nos digan lo que nos pasa, a que nos den recetas mágicas y nos den interpretando nuestros mandalas. Aprendemos entonces poco a poco a volver a confiar en nuestra propia sabiduría, en nuestros maestro interior que sabe cuál es nuestra propia respuesta.

En los talleres de “Mandala Intuitivo” pongo mucho énfasis a que nos empoderemos de nosotros mismos, de nuestra capacidad intuitiva y nos asumamos frente a lo que descubrimos, frente a nosotros y a nuestras vidas. Fomento en mis alumnas que empiecen a confiar más en ellas mismas para que fortalezcan así su autoestima y su capacidad de  utilizar su intuición sin duda alguna en decisiones importantes en sus vidas. Todo un reto al principio pero paso a paso se logra!!

Susana Guerini

Mandalas creados por Susana Guerini

*Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual, se prohibe la copia total o parcial sin mencionar mi autoría.

Comparto con mucha alegría las imágenes y el video de lo que fue el taller de “Mandala Intuitivo” para niñ@s.

Trabajar con niños no es tarea fácil, no hay estructura o reglas fijas que se puedan aplicar en un círculo de niños, uno debe fluir intuitivamente con sus energías y necesidades hasta que se lleguen a conciliar en un círculo energético de una energía fructífera y en constante movimiento.

El efecto que tiene el crear mandalas en los niños es indiscutible, sobretodo en aquellos que más concentración y focalización necesitan. En el taller los niñ@s experimentaron varias técnicas para crear mandalas, así cada niñ@ podía sentir con cuál se sentía más cómodo y podía expresarse mejor. Cada niñ@ es un mundo diferente y necesita determinada técnica para centrarse y relajarse.

Disfrutamos mucho haciendo los mandalas, expresándonos y comunicándonos libremente!!

Nacido en Diciembre del 2011.

Su nombre: “La Búsqueda”

“La búsqueda significa capacidad de decisión. La búsqueda significa aceptar riesgos. Nadie más puede decidir algo por ti. Sí, los demás te pueden ayudar, los demás te pueden mostrar el camino, pero la decisión tiene que ser tuya, porque a través de tu decisión va a nacer tu Alma.” Osho

Antes de iniciar la creación de este mandala, sentí la necesidad de crear uno de tamaño grande. Sentía intuitivamente que el proceso que estaba por desvelarse tenían varios temas que necesitaban tiempo y espacio para ser procesados. Este mandala me ha tomado dos semanas crearlo, dos semanas intensas de procesos internos, de satisfacciones internas, lágrimas y mucha aceptación y paz interior.  Cada día me retiraba de todas las actividades diarias para trabajar una parte de mi mandala, buscando capa por capa dentro de mis profundidades. Ha sido una experiencia muy enriquecedora e integradora de partes mías que todavía permanecían oscuras. Y es que el trabajo interno no termina nunca, siempre hay algún tema por desvelar y así poco a poco uno puede ir recuperando espacio físico, mental, emocional y del Alma.

Este mandala simboliza para mí este camino de búsqueda que se trata realmente del “viaje del héroe”.  Es la historia común de todos quienes emprendemos un viaje en la búsqueda de un sentido más trascendente para nuestras vidas. De cuando sentimos ese llamado poderoso (llamado al cual podemos aceptar o rechazarlo retrasando nuestra evolución) de atrevernos a ir más allá de los límites, damos el salto al vacío y renunciamos a muchas cosas en pos de encontrar una mayor integridad moral y humana. Empezamos a cuestionar nuestra realidad, nuestro ambiente y lo percibido como “normal” y francamente nada nos llena, sólo encontramos fachada y vacío.

“Cuando más decisivo te vuelvas, más integrado te volverás. Evidentemente, es muy peligroso, pero la vida es peligrosa. Hay muchas posibilidades que te equivoques, pero tienes que correr ese riesgo. Hay posibilidades de que yerres, pero uno aprende errando. La vida es un ejercicio de prueba y error.” Osho

Nos hemos atrevido a pensar y sentir diferente, hemos sido tildados de locos, raros, diferentes, incomprendidos y hasta miembros de alguna secta. Hemos tratado de ser auténticos, de ser nosotros mismos ante un show social y cultural en decadencia. En definitiva, somos aquellos que nos atrevemos a manifestar nuestra verdadera naturaleza divina y empezar a brillar tal como lo hace el sol, sin miedo al qué dirán o a incomodar muchas veces tan sólo con nuestra presencia , a otros en su vida durmiente.

Pero no es nada fácil, en esta búsqueda uno debe atravesar y enfrentar un sin número de desafíos adquiriendo con cada etapa un mayor conocimiento de uno mismo y de la realidad. Iniciar la búsqueda esconde misterios de transformación en un mundo desconocido. Y muchas veces debemos morir a los viejos conceptos, al ambiente familiar, ideales y patrones emocionales que ya dejan de ser útiles en nuestras vidas, para poder nacer nuevamente, pero renovados y con más consciencia.

” La búsqueda es difícil porque se desconoce la verdad. La búsqueda es difícil, porque la verdad no solo se desconoce, sino que no se puede conocer. La búsqueda es difícil porque el buscador tiene que arriesgar toda su vida por ella.” Osho

La búsqueda supone varias crisis internas, confusiones, miedos, destrucción de estructuras que sustentaban nuestra realidad, en un proceso fuerte y maravilloso de iniciación que puede ser muy bien apoyado con el trabajo terapeútico de mandalas.

Mediante las pruebas que el escenario de la vida nos pone cada día, podemos transformarnos como personas. Esta búsqueda es el proceso de integración de las diferentes partes de nosotros mismos que están separadas, nuestras sombras emergen a la superficie para ser integradas en nuestra consciencia. Este proceso se puede expresar con nitidez en la creación de nuestros propios mandalas. Es por esto que el trabajo con mandalas es de vital importancia en nuestro camino de desarrollo personal.

Es también importante en esta búsqueda,  la sanación de las heridas emocionales y espirituales que llevamos con nosotros. La sanación de esas heridas nos vá a permitir recuperar nuestra energía y poder interior para hacer lo que tenemos que hacer en la vida. Cuando creamos nuestros mandalas estamos activando nuestras heridas con colores y formas expresando todos nuestros pensamientos y sentimientos e integrándolos en un círculo contenedor. Recuperamos espacio energético que estaba ocupado por temas no resueltos y podemos así expandir nuestra energía vital y dar cabida a cosas nuevas en nuestra vida.

Este camino de búsqueda es un camino de valientes y con el tiempo y la disciplina uno va realizando en si mismo ciertas verdades, uno llega a cierto estado de consciencia y bienestar interno.

La finalidad de la búsqueda, del héroe, vendría a ser la reconciliación total en una triple integración,  no sólo primero consigo mismo, sino también con la los demás y consecuentemente con la madre naturaleza.

Susana Guerini

“La esencia de toda religión es ver a Dios en todas las cosas, su voluntad en todo lo que ocurre, su gracia en todo lo que hacemos, su compañía en todo lo que vivimos.

Y a ese reconocimiento esencial nos pueden llevar paso a paso los ángeles con la suavidad eficaz de su constante presencia siempre a nuestro lado y al lado de todos aquellos a quienes encontramos y de todo aquello por donde pasamos.

Cada momento tiene su ángel y como estos ángeles ven siempre el rostro de Dios, el contacto con ellos nos lleva de la mano a la presencia de Dios.”

Carlos G. Vallés

Nos reunimos entre amigas mandaleras y decidimos hacer mandalas de ángeles dada la cercanía a la navidad. Fue un encuentro lleno de inocencia y de volver a sentirnos como niñas. Tras una meditación guiada con este tema sacamos cartas de ángeles y como siempre sus regalos y mensajes dieron en el clavo. Luego cada una empezó la creación de su propio mandala con el tema del angelito.

El adulto en nosotros nos frenaba al comenzar la creación pero luego pudimos fluir y jugar con colores, agua, escarcha, goma, marcadores, etc.  Y es que cuando despertamos al niñ@ dentro de nosotros estamos despertando también a nuestro ángel. Nos llenamos de alegría e inocencia al contactar con nuestro ángel, con nuestro niñ@ interno, a través de nuestros mandalas. Y es que vivimos dándole la espalda a nuestro niñ@ interior y a nuestro ángel.

Y al escribir este post cuyo tema es de los ángeles me conecté con aquella época parte de mi camino donde estaba fascinada con el tema angelical tratando de memorizar todas las jerarquías, nombres, atributos, colores, rayos, etc etc que tenía cada tipo de entidad angelical. En cierta manera dándole ese sentido de separación esotérica, de que los ángeles están en el cielo, separados de nosotros. Y la verdad es que visto de esa manera hoy por hoy no me dice mucho, siento que debemos rescatar las virtudes angelicales aquí en este mundo y en esta experiencia humana.

Si nosotros somo el “cielo”, somos “Dios”, entonces también somos “ángeles”. Y nuestra misión sería buscar “adentro” a ese cielo, a ese Dios y a ese ángel que vive en nosotros y quiere manifestarse.

Podemos encontrarnos diariamente con ángeles en nuestro diario vivir, ángeles “disfrazados” de hijos, amigos, hermanos, animales, plantas, etc. que nos traen mensajes, regalos y hasta lecciones de vida. Claro pero no nos damos cuenta pero si empezaramos a percatarnos quizás pudiéramos tener más consciencia de esto.

No deberíamos poner todo el “poder” a los ángeles de todo lo que nos pasa y de cualquier situación o decisión, recordemos que ellos son parte de la existencia, están ahí sin interferir y respetando nuestro libre albedrío. Tenemos la compañía de ángeles, eso es indudable y me consta, pero también hay que reconocer que son parte de nosotros mismos en otra dimensión. Y desde esa perspectiva integradora es que debemos asumirnos como ángeles humanos responsables de nuestro camino y de nuestras decisiones. Siempre que trabajamos internamente creando Luz, creando consciencia, estamos responsabilizándonos no solamente por nosotros sino por toda la humanidad, en definitiva estamos activando al ángel que vive en nosotros.

Despertar el ángel o el niño interno en nosotros es ir profundamente hacia la pureza de nuestro Ser donde no hay juicios sino inocencia y amor incondicional. Por eso creo que es importantísimo trabajar con nuestro niñ@ interno pues ahí hay temas pilares que determinan todo nuestro accionar en la vida.

Y es que cuando sepultamos al niñ@ interior, a ese ángel hermoso, empezamos a dejar de confiar en la gente, nos asusta abrir nuestro corazón para evitar ser heridos de nuevo y así creamos una coraza de hierro “adulta” que nos impide ser quienes de verdad somos.
Para volver a sentirnos en plenitud, debemos recuperar lo perdido, mirar hacia dentro  y contactar de nuevo con nuestro niño espontáneo  que sabía seguir a su corazón y a sus sueños, esos sueños que se van enterrando tras buscar siempre la aprobación de los demás o lo supuestamente establecido. No se trata de volver a ser infantiles sino de rescatar la inocencia y la pureza y compaginarlas con nuestra madurez de la edad para que así nuestra Alma pueda renacer.
Susana Guerini

“Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo, estoy rodeado de hermanos,

vivo en el mundo que Dios ha creado y sólo veo ángeles en todas partes”.

Nacido en Septiembre del 2011.

Su nombre: “El entretejido del Espíritu”

El movimiento espiral del Centro rodeado del círculo verde sanador, indica el movimiento interno que se dá en el inconsciente para poder manifestarse en el nivel consciente. Expresa crecimiento en ciclos hacia la Totalidad y una necesidad de traducir la sabiduría a una forma que sea útil para los demás. Al igual que la flor nos revela que hay un aceleramiento en el ciclo de crecimiento personal femenino por su color naranja. La estrella nos habla de la valoración personal, la verdadera identidad, la misión y la disposición a cumplir un logro. Somos únicos en el mundo entero y las estrellas nos recuerdan que somos criaturas con Alma y Espíritu. Las ocho puntas de la estrella y de los pétalos naranjas externos, nos hablan de estabilidad, armonía y renacimiento. Su tejido de tipo “telar-araña” (arquetípico) en la parte hacia la circunferencia nos habla del tejido que dá forma al Ser. También coincide con los otros símbolos como ciclos de crecimiento personal.

El crear este mandala me ha aportado mucho pues me ha ayudado a establecer cimientos para una nueva etapa de mi crecimiento personal donde puedo sentirme más empoderada y clara en cuanto a mi verdadera esencia y mi disposición a vivir una vida más auténtica oyendo al llamado de mi intuición. Al meditar con él puedo expandir mi energía liberadora y sanadora sintiendo como fluye por todos mis cuerpos, siento que Yo Soy un regalo para mí misma y para todos los que me rodean. Hermosa sensación!!

Nacido en Septiembre del 2011.  Su nombre: “El centro en quietud”

La estrella de seis puntos nos revela la creatividad, la perfección y el equilibrio. Representa la unión entre los femenino y lo masculino. Y en el centro de la estrella el círculo amarillo que nos habla de vivir algo nuevo, de aventurarnos en el mundo con la energía y el impulso necesarios para emprender un nuevo proyecto con equilibrio. El ojo está asociado con la capacidad de “ver”, de “comprender” y quizás de esa intuición clarividente que nos hace “comprender” cuál es el camino a seguir y las pistas que nos dá el Cosmos para lograr nuestra misión. El puente (amarillo y rosado) que cruza de un lado al otro del mandala simboliza la unificación del pasado con el futuro. Un puente que provoca caminarlo con energía, aventura e impulso (amarillo) y con equilibrio y en unión (rosa es la unión del rojo y el blanco, de lo masculino y femenino). La corona superior de cuatro puntas (equilibrio, totalidad) es expresión de dignidad, de poder, de celebración por un estado nuevo.

Sin duda alguna un mandala con mucho poder energético, un mandala que logró conectarme con lo más profundo de mi Ser y saber que estoy en el camino correcto, que mi corazón no miente, que mi intuición es sabia y a ella la escucho para seguir cada paso en mi camino de vida. Es una etapa de mi vida de empoderamiento y de recuperar la sabiduría femenina e intuitiva para poder acceder a niveles más profundos y lograr concretizar lo que realmente quiero para mi vida.

Susana Guerini

“Aprendiendo a fluir como el agua”

Como buena mandalera que soy, siempre estoy atenta a productos nuevos o diferentes para crear mandalas y como siempre sigo mi intuición para comprar cualquier papel, color, o materiales que aparezcan a mi vista.

Hace poco tuve la oportunidad de encontrar colores nuevos en una tienda especializada, me llamaron la atención desde el principio, los compré y decidí probarlos. Estos colores se llaman “lapices de tinta” y se diluyen con el agua al igual que los acuareables. Bueno les cuento que he disfrutado tanto usándolos y experimentándolos que parecía una niña con sus colores nuevos!!

Estos colores tienen mucha nitidez, son cremosos y al usarlos se esparcen generosamente y suavemente. Y cuando llega el agua se expanden sutilmente revelando colores brillantes y profundos a la vez. El resultado es una creación con más fuerza, con más brillo y más nitidez, realmente recomendables!

Cuando empecé a trabajar con estos colores, estaba suelta, fluida como niña sin expectativas solo disfrutando la calidad del momento. Con cada pincelada se desvelava una energía de color nueva y el asombro mío crecía ante esto, así que a cada momento me podían oir decir “hoooo”,  “haaaaa”, “wowwww”.

Además del disfrute del momento, el agua al conjugarse con el color me trajo muchos mensajes. La gente a veces tiende a buscar los significados de los colores y las formas en libros o que les diga alguien, yo siempre insisto en que cada uno debe encontrar su propio significado, el que le venga bien en ese momento de vida. Así mismo los significados o mensajes no vienen necesariamente de las figuras, formas y colores que se emplean sino que tambièn vienen en el mismo proceso de creación.

La fuerza que se emplea en utilizar los colores por ejemplo ya nos dice algo, cómo me relaciono con el agua también dice mucho, si utilizo marcador negro para los bordes también significa algo, si dilato el pintar el centro de mi mandala, también nos está diciendo algo, etc.

Es decir hay mensaje y significado en todo momento del proceso, uno tiene que estar atenta a todos los detalles que podamos observar. Por eso la importancia de ir desarrollando la “mirada que mira” mientras vamos creando nuestros mandalas.

Cuando iba pintando con agua en mi mandala me dí cuenta que con el agua hay que siempre ir hacia adelante, avanzar con el agua por todos los rincones tanto estrechos como amplios para que todo quede bien regado y uniforme. Que cuando quería retroceder con el pincel en el agua no servía, no puedes dar marcha atrás con el agua porque pierde su autenticidad, tampoco quedarse en el mismo sitio dándole y dándole con el pincel pues se distorciona el color y hasta se puede dañar el papel. Que es importante poner la cantidad exacta de agua para poder fluir armónicamente, ni más ni menos. Pues con mucha agua se pierde el color y con poca agua no fluye el color.

Lo mismo en la vida, uno no puede estar todo el tiempo añorando el pasado o sufriendo por lo que vivimos en el pasado porque terminamos haciéndonos mucho daño.  La vida es como el agua y uno tiene que aprende a fluir con ella, ir siempre adelante experimentando situaciones nuevas con todo lo que traigan, sin retroceder. Fluir y caminar por la vida en Balance y con Justicia: “A cada uno lo suyo ni más ni menos”

El agua estancada se pudre, la inercia y la rutina hacen que nos estanquemos y no evolucionemos. Qué difícil se nos hace muchas veces dejarnos fluir con la vida, estamos acostumbrados a planificar, a controlar, a poseer, que cuando no lo podemos, entramos en frustraciones y depresiones. Creo que la cualidad más sobresaliente del agua es su capacidad de ADAPTACION, y esa cualidad es la que debemos practicar constantemente para poder avanzar libremente en nuestras vidas.

Ya ven, este gran mensaje recibí mientras pintaba con estos colores y como siempre me vino como anillo al dedo!!

Los animo a que encuentren sus propios significados a lo largo de todo el proceso de creación de sus propios mandalas!!

Susana Guerini

MIS MANDALAS RECIEN NACIDOS

FullSizeRender

“LA VISIÒN”

AMOR AL AMOR ETERNO, UNA SOLA ENTREGA

LA ENTREGA INCONDICIONAL AL PADRE

Todo es dual y tiene su polaridad. La Visiòn como la contemplaciòn del Uno en la Totalidad.

Por Mi Silencio sabràn que “Yo Soy”. El encuentro con la Verdad y el autoreconocimiento de la Esencia.

“Yo Soy la Verdad que sacia al buscador, YO SOY”*

FullSizeRender“FUERZA”

AMOR AL AMOR A LA UNIDAD ABSOLUTA

UNA SOLA CONSCIENCIA

SER EN EL SER DEL TODO-SER

Repite tus actos de Unidad Interna y nada podrà detener tu evoluciòn. Mantenimiento contínuo de la Esencia.

Los ùltimos seràn los primeros. El recuerdo permanente del Creador.

“Yo Soy la Luz que ilumina cada àtomo existente, YO SOY”*

FullSizeRender

“AMOR CONCILIADOR”

AMOR AL AMOR CONCILIADOR

LA LIBERACIÒN DE LA LUZ

Lo de afuera es reflejo de lo de adentro. Sólo el Perfecto vè la Perfecciòn.

“Yo Soy la libertad contrayèndose y expandièndose para manifestar la Verdad que “YO SOY”*

DSC00141

“LA OBRA, LA CONSTANTE CONSTRUCCIÒN”

AMOR AL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO

UNA SOLA OBRA

EL PLAN DIVINO

“Yo Soy la Obra que manifiesta cada dìa la constante construcciòn, el constante cambio sin cambio,

la presencia y ausencia de todo aquello que YO SOY”*

*Creaciòn de mandalas complementada con los pilares de las cartas de MOMENTUM

¿En qué consisten los cursos intensivos I y II de “Mandala Intuitivo”?

Los cursos intensivos de “Mandala Intuitivo” han sido creados por mí en base a más de 10 años de conocimiento y experiencia con los mandalas. Estos cursos están compuestos cada uno por seis sesiones, con una duración  de  dos horas y media cada sesión aproximadamente. Se puede trabajar en mes y medio, una vez por semana o en tres semanas, dos veces por semana. En este tiempo de trabajo vivenciamos y profundizamos el efecto de usar esta hermosa herramienta.

Tiene el beneficio que por son intensivos hay un seguimiento del desarrollo de  los procesos.  Se dá un desarrollo mutuo entre la herramienta y la persona provocando más claridad, entendimiento e integración. En cada sesión la herramienta se vá puliendo hasta poder manejarla en todo su pontencial. En el segundo nivel se profundizan más los procesos que se han abierto en el primer nivel experimentando diferentes técnicas y propósitos. Se trabajan temas específicos como por ejemplo los diferentes sentimientos o trabajando a través de la meditación visual y la respiración con los propios mandalas.

Los cursos son 100% vivenciales y de pura experimentación. Creamos en cada clase un mandala diferente, se crea cada mandala en diferentes contextos con diferentes opciones de creación, diferentes propósitos y con el apoyo de otras herramientas intuitivas. De tal manera que podemos vivenciar la herramienta de distintos ángulos, lo que nos permite tener acceso a toda la información que el inconciente pueda darnos y establecer una comunicación directa y pura con nuestro mandala y con nosotros mismos.

Por ejemplo, en algunas clases utilizamos un número ilimitado de colores, en otras dos colores, en otras experimentamos con un solo color. Esto de relacionarnos con los colores, con un limitado número de colores trae mucha información y pistas de lo que está sucediendo en el interno. Empezamos a descubrir que cada color puede despertar un sentimiento diferente, que cada color puede conectarnos con una situación vivida, que ante la limitación del número de colores empieza a surgir nuestra creatividad y el resultado es asombroso!

Cada sesión tiene su propia tarea y mantiene a los participantes activados y conectados con sus propios procesos. Todas las semanas compartimos en círculo los resultados de la tarea, los registros que hemos hecho y  todos nuestros procesos vivenciados durante este tiempo. Es un viaje de auto-expresión y de auto-conocimiento.

El objetivo de los cursos intensivos es que cada participante pueda tener en sus manos esta herramienta para aplicarla en sus procesos personales, en los desafíos de la vida, en las situaciones repetitivas, en los momentos de tensión y angustia, etc y poder tener un crecimiento interno auténtico y sostenido.

Susana Guerini

Artículo protegido por el Registro de Propiedad Intelectual

Les dejo con este testimonio de Nancy, alumna del curso intensivo primer nivel:

“Querida Susana, qué maravilloso haberte encontrado en el camino de mi vida, no solo nos diste una herramienta para conocernos mejor sino para con ella mejorar nuestras vidas. Personalmente fue como encontrar mi propio Epicentro.
Reconocerme en mi y en los demas, afianzar mis multiples posibilidades de seguir avanzando, que no me puedo estancar, que cualquier cambio consciente que realice en mi ser, grande o pequeño, marcara la diferencia.
Estoy muy sorprendida con todo lo que un Mandala puede ayudarnos y enseñarnos. Jamas hubiera pensado que en ese circulo “mágico” encontraría tantas respuestas y guias para mi vida. El nombre de mi primer Mandala fue “Dejate Sorprender”,  lo llame asi porque estaba esceptica con el proceso y mira el resultado, realmente me sorprendió todo este aprendizaje, además que me siento feliz y satisfecha con los logros ganados.
Gracias mil por esta experiencia de vida, por tu dedicación, por tu buen ánimo y toda esa energía tan rica que tienes.” Nancy Caballero.